¿Qué habilidades necesita tu equipo para mejorar su trabajo?

¿Qué habilidades necesita tu equipo para mejorar su trabajo?


Identificar qué habilidades necesitan desarrollarse y alinearlas con los objetivos de un departamento/empresa es un tema que no siempre está resuelto en las organizaciones. Existe un sistema de evaluación por competencias –muy útil para evaluar el rendimiento y el potencial de los profesionales– pero que ayuda muy poco en la detección de las necesidades formativas para que los empleados mejoren su forma de trabajar.

Desde Foxize abordamos este problema a través de tres herramientas que utilizamos en nuestros proyectos de formación (y que más adelante veremos con detenimiento).

  1. El mapa de habilidades: mecanismo para alinear las habilidades con los objetivos de una empresa o departamento.
  2. El mapa corporativo de habilidades: mapa de habilidades para identificar aquellas que son comunes a toda la empresa y aquellas específicas de cada área y departamento, y priorizarlas.
  3. El diccionario de habilidades profesionales: explicación de todas las habilidades que existen en el ámbito profesional.

Esta metodología está diseñada por el equipo de trabajo de Foxize y se apoya en herramientas tecnológicas que permiten a nuestros clientes una mejor gestión del talento interno así como de la formación, con datos y benchmarks constantes del mercado.

¿Por qué es crítico hablar de habilidades?

No existe una definición de habilidades clara y fácil de uso para los equipos de Recursos Humanos (y lo que no se puede definir, no se puede desarrollar). El término en inglés ya confirma la falta de desarrollo en este ámbito.

Veamos: en inglés hablamos de hard skills para referirnos a conocimientos, mientras que los soft skills hacen alusión a las habilidades. Parece que el término soft dota de mucha menos relevancia a las habilidades, cuando la realidad es la contraria. Estos hechos lo confirman:

  1. Contexto profesional: frente a un conocimiento que cambia muy rápido, serán las habilidades las que tomarán una nueva importancia para mejorar nuestra empleabilidad y nuestro rendimiento como profesionales.
  2. Falta de medición: Medir habilidades es complicado. ¿Qué habilidades tienes como profesional? ¿Cuál es tu nivel de desarrollo? De tus habilidades intrínsecas, ¿cuáles son realmente útiles para tu trabajo?

Como comentábamos al principio de este artículo, en Foxize utilizamos tres herramientas para alinear los objetivos del departamento/empresa con las necesidades de desarrollo de habilidades de los empleados. Empezaremos explicando lo que denominamos mapa de habilidades.

1. El mapa de habilidades

Existen muchas habilidades profesionales, pero de nada sirven si no se ordenan con una intención. En Foxize las clasificamos según estas dos dimensiones:

Dimensión 1: ¿Cómo impacta una habilidad en el trabajo?

Cualquier tarea que realizas requiere de un input, un procesamiento y un resultado final.

  • INPUT: Es el punto de entrada, los encargos y el entendimiento previo a realizar un trabajo. El desarrollo de las habilidades centradas en el ‘input’ impacta directamente en la innovación y la generación de ideas.
  • PROCESS: Es el desarrollo de la actividad laboral. Son aquellas habilidades relacionadas con la capacidad de producir de las personas, es decir, con la productividad.
  • OUTPUT: Tiene que ver con la calidad, aquí incluimos las habilidades que impactan en la percepción del trabajo, en conseguir la excelencia.

Dimensión 2: ¿Cómo impacta una habilidad en el trabajo en equipo?

A veces trabajamos solos, otras en equipo y otras dirigiendo a más personas. Estas dimensiones están correlacionadas con la posición de cada profesional en el organigrama de la empresa. En base a esto, hemos clasificado las habilidades según si son:

  • INDIVIDUALES: Aquellas necesarias para que el empleado trabaje por su cuenta y que mejoran su rendimiento como individuo.
  • INTERPERSONALES: Las habilidades que influyen en el trabajo en equipo, ya sean equipos internos o externos en la empresa.
  • DIRECTIVAS: Las que tienen que ver con la correcta gestión de terceros, ya sean internos o externos a la empresa.

Siguiendo estas dos dimensiones –en qué punto del proceso de trabajo impactan y si son individuales, interpersonales o directivas–, hemos clasificado todas las habilidades en el siguiente mapa:

Mapa de Habilidades Profesionales desarrollado por Foxize, 2017

 

2. El mapa corporativo de habilidades

Una vez hecha esta clasificación de habilidades, analizamos qué objetivos quiere conseguir la empresa y sus distintos departamentos. De esta forma, podemos priorizar el desarrollo de unas habilidades frente a otras.

PASO1: ¿Qué objetivo te gustaría conseguir?

El desarrollo de habilidades puede ayudar a mejorar la innovación (input) productividad (process) o la calidad del trabajo (output). Cada empresa prioriza estos tres objetivos para después determinar qué habilidades quiere desarrollar.

PASO 2: Como departamento, área o empresa, ¿cuál sería tu foco de mejora?

El segundo elemento a definir es si prefieren centrarse sobre las habilidades individuales, interpersonales o directivas.

PASO 3: Seleccionando habilidades 

Dependiendo de los objetivos marcados en estos dos pasos, identificamos las habilidades necesarias a desarrollar guiándonos por el mapa 1. De esta forma diseñamos el mapa global de la compañía, con el nivel de prioridad de cada habilidad según departamentos:

Mapa de Habilidades Corporativas desarrollado por Foxize, 2017.

Este es el proceso que seguimos para identificar qué habilidades necesita desarrollar cada departamento manteniendo la alineación con sus objetivos. No obstante, todavía quedan preguntas por responder:

  • ¿Cómo conectamos las habilidades con la formación?
  • ¿Cómo medimos el grado de desarrollo e interés de los equipos en el mapa?
  • ¿Cómo sabemos si estas habilidades están alineadas con las necesidades de nuestro sector de actividad?
  • ¿Cómo mediremos la evolución y el aprendizaje?

Para responderlas, desde Foxize utilizamos el diagnóstico digital. Nos permite identificar qué habilidades tiene cada empresa, en cuáles destaca y cuáles necesitaría potenciar. Con el Test y el mapa corporativo de habilidades podemos ofrecerles la formación más adecuada para cada uno.

Por otro lado, una vez realizada la formación, los empleados vuelven a realizar el Test para ver y medir su desarrollo. Además, disponemos de una plataforma tecnológica automática con el que medimos la asistencia, implicación y motivación de los empleados.

3. El diccionario de habilidades

No se puede hablar de habilidades sin tener claro qué significa exactamente cada una de ellas. A continuación incluimos el diccionario con la definición de todas las habilidades para su análisis y clasificación:

 Habilidades individuales:

  1. Dieta informativa: Habilidad de seleccionar un núcleo de fuentes de calidad con información variada y en continua revisión para estar al día de las noticias y novedades del sector.
  2. Comprensión: Capacidad de dotar de sentido toda la información recibida y priorizar mensajes principales/secundarios.
  3. Investigación & Analítica: Capacidad de profundizar y aportar nuevos ángulos y datos a la información recibida.
  4. Pensamiento crítico: Facultad para realizar preguntas con sentido y cuestionar la información que se recibe.
  5. Creative / Lateral thinking: Pericia para encontrar una solución original o divergente que solucione un problema.
  6. Gestión de la atención: Habilidad para entender y concentrarse en la información que se recibe por cualquier medio o persona.
  7. Gestión de tareas: Capacidad de organizar el conjunto de tareas a realizar, priorizarlas, contextualizarlas y ordenarlas.
  8. Gestión del tiempo: Facultad de planificación de todas las tareas a realizar en base a los elementos priorizados y a los contextos de trabajo.
  9. Gestión de la información / Visual Thinking: Capacidad de estructurar la información recibida para hacerla entendible y poder trabajar sobre ella de manera efectiva.
  10. Mindfulness / Gestión del estrés: Destreza para equilibrar los impulsos del estrés y convertirlos en energía positiva que fomente la productividad.
  11. Problem solving: Capacidad para identificar la raíz real de un problema.
  12. Fuerza de voluntad / Resiliencia: Capacidad para superar las dificultades y adaptarse a una nueva situación a priori adversa.
  13. Escritura creativa: Capacidad para expresar con ingenio las ideas o proyectos, y hacerlos entendibles de una forma clara y original.
  14. Orientación al detalle: Facultad de gestionar el foco de un trabajo para conseguir el resultado más idóneo y exacto.
  15. Aprendizaje continuo: Capacidad de autoevaluación del aprendizaje individual para mejorar el conocimiento de forma sistemática.
  16. Reporting: Habilidad de estructurar la información relevante para reportar en el tiempo, el contenido y la forma adecuados.
  17. Facilidad tecnológica: Habilidad de utilizar la tecnología, de entender la lógica de su funcionamiento y de solucionar las incidencias que puedan ocasionarse.
  18. Autoexigencia: Facultad de exigirse llegar un paso más allá para conseguir resultados excelentes.

Habilidades interpersonales: 

  1. Escritura creativa: Capacidad para expresar con ingenio las ideas o proyectos, y hacerlos entendibles de una forma clara y original.
  2. Orientación al detalle: Facultad para gestionar el foco de un trabajo para conseguir el resultado más idóneo y exacto.
  3. Aprendizaje continuo: Capacidad de autoevaluación del aprendizaje individual para mejorar el conocimiento de forma sistemática.
  4. Reporting: Habilidad de estructurar la información relevante para reportar en el tiempo, el contenido y la forma adecuados.
  5. Facilidad tecnológica: Habilidad de utilizar la tecnología de forma óptima, de entender la lógica de su funcionamiento y de solucionar las incidencias que puedan ocasionarse.
  6. Gestión de reuniones: Conocer y saber aplicar las técnicas necesarias para organizar encuentros de forma efectiva, con resultados preestablecidos y sin pérdida de tiempo.
  7. Trabajo a distancia: Habilidad de utilizar medios telemáticos para trabajar en grupo de manera asíncrona y de forma efectiva.
  8. Inteligencia emocional: Capacidad de entender y saber trabajar tanto las emociones propias como las de los demás con eficiencia. Saber ponerse en la piel de otra persona para entender sus contextos.
  9. Negociación: Facultad para llegar a acuerdos entre diferentes puntos de vista o de resolver conflictos de intereses derivados de perspectivas diferentes entre personas, departamentos o empresas.
  10. Comunicación digital: Habilidad de comunicarse de forma eficiente a través de medios digitales.
  11. Gestión de calendarios: Destreza para utilizar herramientas digitales con el fin de que los diferentes miembros de un equipo o departamento organicen sus tareas –reuniones y proyectos– con la mayor efectividad posible.
  12. Presentaciones: Habilidad de sintetizar el trabajo realizado en una exposición entendible y que cumpla de forma eficiente los objetivos establecidos.
  13. Hablar en público: Capacidad de comunicarse de forma clara, entendible y segura ante una audiencia, independientemente del número de personas o del soporte utilizado.
  14. Storytelling: Capacidad de construcción de analogías e historias para hacer entendible cualquier hecho.
  15. Persuasión: Capacidad para influir en las creencias, decisiones y actuaciones de los demás, utilizando razones y argumentos.
  16. Protocolo de negocio: Habilidad para saber seguir un protocolo socialmente aceptado siguiendo reglas no escritas del entorno profesional.
  17. Presencia & marca personal: Habilidad de proyectar una imagen alineada con un objetivo profesional.

Habilidades directivas:

  1. Team building: Habilidad para crear dinámicas que integren a los equipos bajo un sentimiento común.
  2. Liderazgo efectivo: Facultad de influir en un equipo para que se realice una misión en la que cada uno aporte lo máximo de sí mismo.
  3. Gestión de procesos: Saber definir una mecánica concreta en cada momento para alcanzar un fin determinado.
  4. Teaching: Capacidad de saber compartir conocimientos con los miembros de un equipo para enriquecer el trab­­ajo conjunto.
  5. Dar Feedback: Habilidad para aportar valor a los empleados en sus trabajos y proyectos con el fin de ofrecer mejoras y nuevos puntos de vista para alcanzar la excelencia, a través de críticas constructivas.
  6. Planificación & organización: Capacidad de distribuir de forma efectiva tareas y roles dentro de un equipo de forma coordinada.
  7. Gestión de proyectos: Capacidad de organización, conocimiento y motivación de los perfiles implicados, así como de control de los recursos para alcanzar un objetivo en un timming establecido.
  8. Entendimiento cultural y diversidad: Saber combinar las capacidades y culturas diferentes de las personas para extraer un resultado corporativo.
  9. Coordinación de equipo: Saber utilizar las habilidades de cada miembro del equipo de forma sistémica.
  10. Mediación de conflictos: Capacidad para entender los diferentes intereses y llegar a soluciones óptimas.
  11. Cultura corporativa: Entendimiento de la singularidad de las organizaciones para saber el tempo y contenido adecuado en cada momento.
  12. Gestión del talento:Capacidad para identificar las habilidades y el talento de cada empleado y potenciarlo correctamente para aumentar la motivación y la calidad del trabajo efectuado.
  13. Marca personal / Presencia personal: Habilidad de proyectar una imagen alineada con un objetivo profesional.
  14. Influencia & persuasión: Capacidad para convencer a terceros sobre ideas consiguiendo que las sientan como propias.
  15. Business Cases: Saber traducir la actividad que realizan distintos departamentos a casos de negocio para compartirlos con toda la empresa y aprender conjuntamente.
  16. Gestión de riesgos: Capacidad para organizarse en la incertidumbre, analizando las posibles amenazas y desarrollando estrategias para combatirlas con tal de minimizar riesgos.
  17. Supervisión: Inspeccionar el trabajo de otras personas de una forma óptima, sabiendo en qué momento ofrecer una mayor autonomía o por el contrario, ejercer un mayor control.

 

En conclusión, es vital para las empresas tener identificados tanto los objetivos de la organización y departamentos, como las habilidades predominantes y necesarias de potenciar. Solo así podrá invertirse en una formación que realmente ayude al negocio y que aporte valor significativo a quienes la reciban.

 

 

+ No hay comentarios

Anímate